las pizzas y la psicologia

Las pizzas y la psicología

831 1024 Oido Colina
  • 6

Aparte de la pretensión a escritor, desde 1992, soy hijo de una empresaria del mundo de la Pizza. De una pequeña pizzería de reparto a domicilio en un pueblo de la periferia de Barcelona hasta convertir el negocio “familiar” en una pequeña cadena de restaurantes italianos situados en los mejores centros comerciales de Barcelona y sus calles emblemáticas, he pasado horas y he ocupado distintos cargos en la empresa familiar, ninguno con la destreza y constancia de Mamá.

En mi etapa en las salas, aparte de atender, me fascinaba estudiar por qué cada cliente escogía un tipo de pizza u otro de los que teníamos en la carta, sus cambios, con quien venía, etc., un auténtico “mundo oculto” pero muy visible día a día para mí.

Después de 25 años me permito el lujo de escribir, que algo de pizzas sé. De psicología no tengo estudios titulados pero, sin faltar al respeto a los psicólogos, a quienes adoro, para escribir lo que escribo no los necesito.

Los nombres de las pizzas y sus ingredientes son los de Piú Restaurants, no están todas las que están, ni todas las que describo aún están, pero si vais os las preparan con mucho gusto.

Margarita: Base de tomate y mozzarella. Mi madre le ponía una oliva en el centro para no parecer tan sosa. Si te pides esta pizza de joven es que no has descubierto los sabores aún, o tal vez quieres complacer a tus padres comiendo lo mismo que ellos aunque no te gusten nada las pizzas. Si lo sigues haciendo de mayor, deja de hacerlo…

Prosciutto: La de jamón dulce o jamón de York…. ¡Que rabia lo de jamón de York!…. Dulce y punto. La clásica pizza del niño….Si la comes de Adulto es que tu niño interior está muy presente en tu vida…

Hawaiana: Jamón dulce y piña, esta es la clásica pizza de las niñas… La mujer ya desde bien pequeña incorpora la piña y mezcla esos dos sabores. Esa niña despierta antes frente a la vida y lo seguirá haciendo siempre. Igual que ocurre con los hombres, si la sigues pidiendo de mayor, significa que la niña que llevas dentro marca tu vida, aunque por lo general la mujer suele mutar a sabores más elaborados en la edad adulta.

4 estaciones: Jamón dulce, champiñones, alcachofas y olivas. Una pizza completa.

Suelen pedirla clientes en la madurez, equilibrados, padres y madres de familia. Son un grupo de clientes que no suelen ir solos a comer pizza y que se mantienen sin cambiar su elección pasen los años que pasen. A veces creo que algunos clientes solitarios se aferran a esta pizza recordando a algún familiar que ya no está con ellos.

Carbonara: Bacon y huevo en el medio. Esta es la de los adolescentes varón. Siguen estudiando en ese momento de vida, pero probablemente abandonarán los estudios y su futuro estará ligado al aire libre y la búsqueda de libertad. No alardean de ser su pizza preferida, lo llevan en secreto y solo lo descubres si te comes alguna con ellos. Esta Buenísima.

Barbacoa: Mezcla de carnes y salsa americana, para gente muy trabajadora, constante y fiel. Fiel si tienen pareja, si no, tienen numerosas conquistas. Normalmente se especializan en sectores como construcción y sus derivados… Alucinaríais de la cantidad de clientes que piden una barbacoa y lo siguiente que hacen es poner la llave de un BMW sobre la mesa, con el logotipo hacia arriba para que todos lo vean. Cosas del ego.

Al Tonno: De atún y cebolla. Del género femenino por excelencia…. de adolescente en adelante. La niña que muta a esta pizza suele quedarse con ella y es su sello para siempre. Muy mentales, el corazón lo reservan para los elegidos…Suelen tener estudios Universitarios o algún motivo mayor les apartó de ellos mucho más que su capacidad intelectual.

Alle Verdure: Variado de verduras, la del “intelectual”. Mola mucho ver quien se la pide siempre…. Quien pretende hacerse el intelectual dependiendo de quien hay delante y quien simplemente no la prueba, ni la probaría jamás. Estos clientes rara vez beben agua o refrescos, elaboran su obra teatral acompañando su pizza con algún tipo de vino.

Diavola: De Chorizo. La pizza del sexo. Sexo y todas sus corrientes,. A quienes piden esta pizza les preocupa muy poco quien hay delante en su mesa, de que tema van a hablar o que bebida tomar, pero son personas que dan suma importancia al sexo, disfrutan con él y es una pieza fundamental en sus vidas.

Siciliana: De anchoas, alcaparras y olivas. Mafiosa por denominación de origen y procedencia geográfica. La pizza de los empresarios varones, que aunque no son varoniles lo quieren aparentar pase lo que pase. Esconden todo lo que pueden pero se les ve venir antes de que lleguen, básicamente porque reservan mesa siempre. Generosos con la propina, excelentes con el trato hacia el camarero y las instalaciones. Casi el cliente perfecto, a no ser porque perfectos son todos los clientes.

4 quesos: Mozzarella, emmental, parmesano y roquefort. La pizza de la mente, de los cabezones, de las cabezotas. Rebosan personalidad al igual que cremosidad. Clientes especiales, personas de las que aprender. Captan mi atención si son menores de 10 años los que la piden y siempre intento interactuar con estos pacientes tengan la edad que tengan.

Curry: Pollo al curry con aromas orientales y cebolla. La pizza del mochilero. Del chandal y las chancletas. Están en un restaurante italiano porque abusar del fast-food callejero les está obligando a gastar algo más de dinero en comida. Si se sirve a domicilio, fijo que es un domicilio al que cualquier psicólogo le encantaría visitar. Habladores y soñadores. No tienen nunca dinero pero pagan con tarjeta. Me encantaría encontrármelos en cualquier lugar fuera de mi local, estoy seguro de que haríamos de ese tiempo juntos una experiencia inolvidable.

Rústica: Butifarra negra, champiñones y huevo. La pizza de los hogareños. Serenos y nobles. La familia es lo primero, y los hijos aún más. La pareja ideal si buscas la eternidad en el matrimonio. Siempre la palabra correcta, la letra a mano y la voz suave. Les encantan los colgantes y vestir atemporal. Nunca deben nada, aunque creen que reciben menos de lo que dan. Son los clientes que más tiempo dedican en el restaurante. Salir a comer fuera es una auténtica religión.

Calzone: Lo importante de esta pizza es que es cerrada, una media luna preciosa, que hace que los ingredientes se cuezan al vapor en su interior y sea horneada en el exterior. La clara pizza de la bipolaridad, del Géminis, de la dualidad. Una pizza que no es pizza.

Un auténtico juego macabro para mí tratar de conseguir descifrar qué ocultan las personas dentro de estos manjares para el paladar. Algunas veces pruebo, algunas veces acierto, pero cuando me la como, me la como bien.

La Pizza… psicológicamente hablando siempre es y será… un plato único…;

2 comentarios

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.