La srta shhh

La Srta. SHhh

960 564 Oido Colina
  • 7

Y allí estaba yo, plantado enfrente del portal, en el mítico barrio de Atocha; más nervioso que un novillero el día de su alternativa, respiré profundo… agarré fuerte la cajita con mi regalo y cogí mi teléfono.

-Srta. SHHH estoy aquí. (enviar)

-Hola! Pica, el piso es el 3º 3ª, te abre Mike, yo voy a la ducha.

(De un plumazo se desvanecieron todas mis expectativas de cita rockera romántica y chupitos sin frenos quemando la noche en Malasaña los dos solos. MALDITAS CHICAS MALAS SIEMPRE HACEN DAÑO SIN QUERER )

Cada peldaño hasta el tercer piso era un soplo de aire y un alivio para mi tensión, al fin y al cabo ya no tenía motivos para estar nervioso. Piqué el timbre.

-Hola SR.K.

-Hola Mike.

-Pasa Bro, ¿qué puedo ofrecerte?

(Mientras nos dirigíamos a la cocina&Salón fantásticamente decorada con un estilo Loft Neoyorkino, en mi cabeza sólo sonaba el agua a chorro cayendo de la ducha y en mi mente la imagen de la Srta.Shhh enjabonándose después de una tarde de sexo loco con Mike.)

-Un agua Mike. Muy fría, creo que la necesito.

-Claro Bro, sin problemas. Tranquilo, tropical. Yo me sirvo una copa de vino.

Mientras charlábamos de la vida y nuestros proyectos, cada vez conectábamos más y más. Mike, con su Galantería, amabilidad y su Flow cubano from Miami me colmaba de atenciones. Cada vez me envolvía más en su magia tropical yo seguía imaginándome en la ducha con la Srta.Shhh.

En tanto que Mike y yo ascendimos más en nuestra dimensión de sueños y proyectos… la Srta. Shhh salió de la ducha con un nuevísimo albornoz blanco, se dirigió a nosotros y nos dijo:

-Podéis abrir la puerta mientras me cambio. Viene el Sr.PV.

Por la cara de medio asco al observar la reacción de Mike a aquellas palabras, entendí que el polvo de tarde que había imaginado al llegar, era sólo una fantasía de mi cabeza, y que el verdadero problema era el Sr.PV.

Me salió una medio carcajada de idiota perdedor que aproveché para darle el regalo a la Srta. Shhh.

-Toma Srta. Shhh, para tí.

-Muchas Gracias.- me dijo educadamente.

Lo abrió. Le gustó. Se lo puso.

Antes de que le diera tiempo a la Srta.Shhh de ir a vestirse sonó la puerta. Ding Dong. El Sr.PV estaba aquí. La Srta. Shhh le abrió y juntos se dirigieron hacia Mike y a mí.

(Lo curioso del momento fue como desde la perspectiva del Sr.PV al entrar en el piso de su “CHICA” encontraba a un tipo conocido como Mike bebiendo vino sentado sobre la  encimera; a mí, vestido como si fuese a ser el próximo telonero de los Rolling Stones; y a su chica recién salida de la ducha con su albornoz blanco.)

Supongo que tal y como la agarró de la cintura y nos miró, era su forma de decirnos que ella era suya. Muy animal. Muy terrenal.

Nada que objetar. Las piezas del puzzle iban encajando.

Antes de que llegaran las pizzas y la Srta.Shhh acabara de vestirse, Mike me dejó a solas con el Sr. PV…;

(MENUDO CABRONAZO EL MIKE, pero las llamadas de la naturaleza son algo que no podemos esquivar )

Y allí seguía yo, con aquel Guaperas de 1,90m, Rubio, ojos azules, cuerpo de Adonis, sonrisa perfecta y ese acento andaluz que todo lo endulza.

-¿Que tal va por Madrid Sr.K?

-Bien, muy Bien. -Le dije. – Me encanta esta ciudad, ¿y tú ?

-Bien también, lo que pasa que ahora estoy un poco preocupado, con toda esta situación del Covid19, pues me he quedado en paro y mucha gente depende de mí, aunque sé que se solucionará pronto.

(No sabía que decirle así que tiré de clásicos.)

-Claro, le dije. Se te ve un tío listo y no deberías tener problemas para encontrar un nuevo trabajo, no se a lo que te dedicas pero muchas empresas han despedido a gente por culpa de la situación, no por ineptitud del empleado.

-¿¿¿¿Cómo???? -Dijo el Sr.PV.

-¿Cómo qué?- Le contesté.

-¿No sabes quién soy?-agregó el Sr.PV.

-Lo siento pero no. – dije.

-Soy Actor.- Me contestó.

-Disculpa, es que no veo mucho la TV Sr.PV, pero ¿dónde sales?

-Este año he sido el protagonista de una de las series de sobremesa más famosas y longevas de este País, y la verdad es que nos ha ido muy bien.

-¡¡¡Hostiaaaa!!! Mi abuela es súper fan de esa serie Sr.PV, te importa si le hacemos un audio. Le va a encantar.

(Con la cara que me miró entendí que ni audio, ni foto, ni cualquier mierda que se me ocurriera durante la noche. Pero oye, yo no veo telenovelas que queréis que os diga.)

La noche se ponía cada vez más interesante a la vez que Mike regresó de esculpir su cilindro.

Y allí estábamos los 3 Mosqueteros esperando a Milady de Winter. Y apareció. Con ese pelo rizado que te deja mudo. Pantalones negros ceñidos y unos tacones de aguja que cortan la respiración. Con ese Look de Femme Fatale Europea mezclado con aromas de Betty Boop.

Aún sigo flipado con su imagen llegando a nosotros.

-CONTINUARÁ-

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.